No suelo quizás abundar en este mi blog sobre temas alejados del deporte y el fútbol en general, pero no es menos cierto que preciso escribir algo acerca de todo el conflicto político generado en España en torno a Cataluña y su no independencia. 

 

Respetando la opinión de todos los ciudadanos de Cataluña y españoles en general, yo creo que tengo que darle las gracias a Carles Puigdemont y además de manera muy seria y efusiva. El actual presidente de la Generalidad de Cataluña ha hecho muchísimo más por España que muchos políticos del Estado desde hace años. Por España digo, no por Cataluña. Yo, que soy andaluz por ejemplo, doy las gracias al señor Puigdemont porque el sentimiento nacional (por favor, nacional y no rancio ni dictatorial ni lo que no es) ha florecido en rincones del país de manera brutal. O ha salido a hacer ruido en otros lugares de España. En mi ciudad -Sevilla- he visto paisanos "defender" en cualquiera de sus barrios, por muy de derechas o de izquierda que sean, su sentimiento patrio por el simple hecho de que no se quiera una España rota. Den sino un paseo por la ciudad y miren los edificios y casas en general. Si eso no es para ser agradecidos con los señores Puigdemont, Junqueras y compañía...

Les aseguro que yo la política no... No. No la veo a día de hoy. Ansío políticos de corazón y de verdad. Personas que trabajen por los demás. Y ansío una política limpia. En la actualidad no confío nada en los gobernantes que tenemos, pero igualmente creo que todo esto que está ocurriendo en torno a la Comunidad Autónoma Catalana va a favorecer muy mucho las opciones futuras de bastantes de nuestros políticos en pos de un trabajo y un país mejor. Es mi opinión y ojalá que no me equivoque. Y la es porque, en ocasiones, hay que verle las orejas al lobo o ver peligrar según qué cosas para resetear la mente y cambiar pensamientos. Y para mejorar. Si no se suelen aceptar las críticas, constructivas o no, del que que está al lado y quiere lo mismo que tú, mejor ver en otros escenarios aquello que haga recapacitar y progresar. Eso ha sido Cataluña desde el 1 de octubre. 

Moltes gràcies, Carles. De corazón. España, en su inmensa mayoría, ve ahora la necesidad imperial de unión porque por regla general todos entendemos que todo es necesario. Yo decía hace unos días que siempre que pise Cataluña pisaré un terreno español que contiene multitud de cosas buenas y que me encantan. Me ocurre lo mismo cuando todos los veranos piso terreno cántabro, vasco o asturiano. O cuando paseo por Madrid o sigo disfrutando de toda Andalucía. Las banderas españolas en balcones o ventanas todos estos días no significan más que precisamente esto. Que ser español es querer a los catalanes y a Cataluña con el resto del país. Porque somos mejores y más fuertes así, porque nos necesitamos, porque queremos estar en España cuando se vaya a Barcelona o Gerona y porque por supuesto las leyes están para cumplirse. 

De verdad, moltes gràcies señor Puigdemont. No ha hecho falta que se juegue ningún Mundial o Eurocopa de deporte alguno para que los españoles estén orgullosos de su bandera y su país y se echen a la calle. Y eso, de verdad que sí, hacía la misma falta que tenerles con nosotros ahora y siempre. 

 

 

Foto: La Vanguardia. 

Miguel Roda

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios
BLOG

Moltes gràcies, Carles

No suelo quizás abundar en este mi blog sobre temas alejados del deporte y el fútbol en general, pero no es menos cierto que preciso escribir algo acerca de todo el conflicto político generado en España en torno a Cataluña y su no independencia. 

...más
Imagen Miguel Roda